Re-Invéntate Blog

ATRÁS

Como crear una programación mental potente



Seguimos con el tema de la mente, de su poder y de como poder gestionarla a tu favor. En el post anterior LO QUE DEBERIAS SABER SI QUIERES CONTROLAR TU MENTE, hablábamos del funcionamiento de la mente para que no caigas en sus redes.

Ahora es momento de avanzar y de entrar de lleno en conocer como es ese filtro que tienes y como gestionarlo a tu favor, ya que él es el encargado de ir traduciéndote la realidad.

Según como sea ese filtro así será tu vida, y es por eso que nos interesa siempre tenerlo limpio y actualizado en su mejor versión.

El filtro nos muestra aquello que, según nuestras creencias, es importante para nosotros. Si yo creo que la vida es un lugar muy duro, mi filtro me irá mostrando aquello que sea duro para mi para que lo tenga en cuenta ya que según mi sistema, es importante para mi.

Por lo tanto, como te decía más arriba, tenemos que ir haciendo limpiezas de nuestro filtro para que nos muestre aquello que nos interese para avanza.

Para ello vamos a ver y a trabajar en los siguientes pilares:

 

Dialogo interior.

Tus palabras

Tu Foco

 


Empecemos a verlas en más en profundidad:

 

1. Dialogo Interior.

Se trata de ese murmullo interior que a veces no te deja descansar y que te va contando historias sobre ti, sobre la gente, sobre el mundo... Tienes que gestionar todo ese ruido para que por una parte te deje descansar, y por otra que cuando lo utilices o te venga inconscientemente sea para potenciarte.

Para ello toma consciencia, y páralo.

Una de las mejores estrategias para parar ese diálogo interno es vivir el presente. Puedes mirar a tu alrededor, ver todo lo que hay, prestarle atención. Luego puedes escuchar, simplemente, y luego puedes sentir. Esto te pemitirá estar centrada en el aquí y el ahora y detener tu dialogo interior.

Simplemente disfruta el momento, ya verás que genial.

 

2. Tus palabras.

Este viene a continuación del anterior ya que una vez que controlas tu diálogo interior, también tienes que fijarte en las palabras que expresas.

Mira a ver que palabras sueles decir, si por ejemplo te quejas mucho, o criticas, o si cuando haces algo que no te sale como esperabas te tratas mal. Míralo, obsérvalo y ves cambiándolo poco a poco.

 

3. Tu Foco.

¿Dónde sueles tener tus pensamientos? ¿En cosas que te potencian o en problemas y agobios?

Espero que hayas contestado lo primero, pero si no es así, tienes que ir cambiándolo. Allá donde tú te centras será donde pongas tu energía. Por lo tanto, ¿que te interesa más? ¿centrarte en el problema o en la solución? ¿en el agobio o en disfrutar?

 


 

 

Estos son los tres pilares fundamentales que tienes que trabajar para tener actualizado tu filtro y que te permitirán conseguir mucho más rápidamente tu objetivo.

Como siempre, si necesitas que te eche un cable con todo esto ya sabes que puedes pedirme una sesión estratégica gratuita si no la has pedido antes, y te ayudaré con lo que necesites.

PEDIR SESIÓN ESTRATÉGICA GRATUITA

 

Recuerda que según como te comuniques contigo mismo marcará el éxito o el fracaso en tu vida.

Toma acción y empieza hoy a construir una vida mejor.

Un abrazo, 
Mónica Fernández