Re-Invéntate Blog

ATRÁS

3 pasos para superar el vacío emocional

Hay muchos tipos de vacíos emocionales, o más bien de causas que lo provocan. Puedes haber perdido a alguien y esa persona ha dejado en tu vida un vacío emocional. Esto es perfectamente normal y forma parte de la vida. Las cosas tienen su evolución natural y no se puede ir contra natura ya que los resultados, a medio o largo plazo, son peores. Por lo tanto, si has perdido a un ser querido ya sea por una muerte, o sea porque se ha ido de tu lado, debes darte un tiempo, y pasar ese “duelo”. Este tipo de vacío emocional es natural, y no debes evitar el llanto, y el darte un espacio para ti, permitirte estar triste durante unos días o unas semanas, y luego retomar tu vida poco a poco.

Luego está el vacío emocional del que quiero hablar y el que debes tratar que es ese vacío que no se acaba de ir nunca. Puede estar causado por lo mismo o por otras causas, como por ejemplo vivir con tu pareja y sentir su vacio emocional porque no estéis haciendo vida de pareja. Sea cual sea la causa ese vacío se debe superar si ya ha pasado ese tiempo de “duelo” y te has quedado enganchado en el pasado. Si ese es tu caso, debes ponerte manos a la obra y empezar a trabajar para cerrar ese episodio y poder continuar con tu vida. Vamos a ver los tres pasos para que puedas seguir hacia delante.

  1. El primer paso de esta estrategia que te quiero presentar se trata de cerrar el episodio. Para ello yo recomiendo escribir una carta a ese ser querido que está provocando ese vacío. Es una carta para ti, no se la tienes que leer ni enviar (si quieres puedes hacerlo, pero no es la finalidad).

En esa carta es necesario que le digas todo lo que sientes, que te desahogues, suéltate, es sólo para ti, nadie la va a ver así que dile todo lo que lleves dentro, y no te juzgues por ello. El objetivo es que saques todo lo que tengas dentro para poder cerrar el capítulo. Al final de la carta puedes hablarle como tu quieras diciéndole que le has querido mucho, o que le perdonas o lo que tu quieras. Es decir, hacer un cierre.

  1. El segundo paso sirve sobretodo en los casos de muerte de un ser querido. Con el objetivo de que sientas que te quedas algo de esa persona, de lo que te enseñó, puedes hacer una pequeña cajita o cofre donde pongas lo que te quedas de él o ella. Puedes meter cosas que representen lo que te enseñó. Por ejemplo si esa persona te enseñó a ser ahorrador puedes meter un céntimo en la cajita representando ese recurso que te quedas para ti. Y así con todo aquello que te haya aportado a tu vida. De esta forma sientes que aunque se haya ido su legado se queda contigo.

3.  El tercer paso es darte permiso para avanzar. Una vez que hayas hecho esto, puedes hacer como si hablaras con él o ella y decirle que te vas a dar permiso para seguir con        tu vida, y ser feliz. Háblale como si lo tuvieras delante o escríbele un pequeño discurso para decirle adiós, y que ahora vas a seguir con tu vida. Hazlo de la manera que mejor          te sirva a ti. Estos son los tres pasos para poder cerrar un capítulo y poder continuar con tu vida. Como digo siempre la vida es para vivirla y vivir es avanzar, no quedarse estancado con cosas del pasado por muy traumáticas que sean. A veces es así de fácil, y otras veces requiere algo más de trabajo. Si este es tu caso, puedes probar con estos tres pasos que están probados que funcionan pero si aún te cuesta llamame. Ya sabes que utilizo técnicas de PNL que pueden curar traumas del pasado de manera muy efectiva y muy rápida. Pero sobretodo, y sea como sea, sigue adelante, no dejes que te atrape el pasado. Vive la vida, levanta la cabeza y sal a comerte el mundo. Te envio un abrazo muy grande y en especial si estás pasando por un momento duro. Mónica