Re-Invéntate Blog

ATRÁS

A partir de hoy... YO

 Muchas veces nos ponemos los últimos de la lista dando prioridad a todo y a todos, quedándonos muchas veces los últimos o ni siquiera los últimos porque ya no queda espacio para ti. Pensamos que de esta manera ayudamos a los demás, estamos dando, o ayudando, pero lo cierto es que muchas veces no es así. Lo que hacemos es quitarnos a nosotros mismos para dar a los demás o para coger responsabilidades que no nos pertocan. No siempre es así. Lo correcto es dar, ayudar y ofrecer desde el corazón de manera incondicional, sintiéndonos muy bien al hacerlo y llenándonos de grandeza y felicidad.

 

¿Cómo puedes saber si este es tu caso?

¿Cómo puedes saber si estás asumiendo responsabilidades que no te tocan?

 

Déjame que te diga lo que suele pasar cuando das quitándotelo a ti:

  • Falta de energía, agotamiento
  • Sensación de dar demasiado
  • Sentir sobre tu espalda las obligaciones y responsabilidades de los demás
  • Apatía, desilusión, desgana

  Sin embargo cuando das SIN quitártelo a ti misma:

  • Te sientes lleno de energía, de felicidad, de abundancia
  • Sientes plenitud y regocijo de hacer las cosas bien hechas
  • Sientes que dar y ayudar es una de las cosas más bonitas que puedes hacer
  • Tienes ganas de vivir, de seguir haciéndolo y la vida se llena de ilusión

¿Y que puedes hacer para pasar de un estado a otro?

A mis clientes siempre les digo que no se trata de quitar al otro, o de bajar el listón de lo que ofrecemos siempre y cuando nos haga sentir bien, se trata más bien de darte también a ti.

  1. Haz una lista de situaciones en las que te sientes "el ultimo de la lista"
  2. Analiza cual es el motivo por el que estás el último
  3. Revierte la situación utilizando la asertividad, es decir, marcando tus limites.

Muchas veces el problema radica en no saber poner limites, en no saber decir que no, y por este motivo nos sentimos mal y acabamos haciendo cosas que no queremos o que no nos tocan. Vamos a darle la vuelta a esta situación utilizando los valores "Respeto" y "Honestidad":

¿Cuanto crees que te estas respetando a ti mismo cuando haces algo que no quieres hacer?

¿Cuanto de sincero estás siendo cuando haces algo contra lo que deseas?

Puedes utilizar estas dos preguntas para que te ayuden a equilibrar la balanza, para dar siempre y cuando también te estés dando a ti mismo, para desarrollarte y crecer aportando valor a los demás. Cuando empiezas a coger tu lugar en el mundo, en tu vida, en tu familia, en tu trabajo, etc, tu vida se transforma, tú te transformas y las relaciones se transforman. En este momento se vuelve más difícil que abusen de ti, porque sabes poner tus limites, dar sin sentirte mal, aportar mientras te aportas a ti mismo, y te puedo asegurar que es genial cuando vives así. Te invito a que me dejes tu comentario aquí mismo, y que me cuentes si tú te quedas el último de la lista o no y en que ocasiones. Si te interesa este tema te recuerdo que el próximo día 29 de noviembre a las 20.30h estará dando un webinar GRATUITO con este y muchos otros temas como este que te ayudarán a coger las riendas de tu vida y a vivir dando y respetándote a ti misma. Apúntate aquí mismo, "Los 7 pasos para Aumentar tu Confianza" Un abrazo grande Mónica