Re-Invéntate Blog

ATRÁS

Como conseguir que tus miedos no te paralicen

No puedes vivir la vida atemorizado, no es justo. Estás aquí para disfrutar de cada momento. Solo tienes una vida (que sepamos) y hay que vivirla, pero, como a mi me gusta decir, vivirla en mayúsculas! Así que hoy te voy a explicar por que sientes estos miedos y luego te daré un método para ayudarte a vivir la vida sin miedos.  El miedo es una alarma muy antigua que tenemos programada en el cerebro y que no se puede desactivar, no seria bueno para nosotros. Su función es protegernos de peligros por lo tanto, es nuestro salvavidas. Ahora, si ese miedo se vuelve exagerado o estamos siempre con esa alarma encendida, hay que aprender a gestionarlo. No podemos dejar que el miedo sea dueño de nuestra vida y nos paralice para hacer aquello que deseamos. El miedo tiene que protegerte, nunca limitarte. Por lo tanto, para superar un miedo hay que mirarlo de frente, entenderlo y superarlo. Te aseguro que cuando superas un miedo vives una sensación muy poderosa, que aumentará enormemente tu autoestima, y que hará que te apetezca seguir superando miedos y barreras. ¡Vamos allá! El método que yo utilizo y el que recomiendo a todos mis clientes es el de desmenuzar el miedo. Además, para mi es muy importante pasarlo bien en todo lo que se hace, es una de mis premisas, y en esto también. Pongamos por ejemplo que te da miedo conducir. Lo primero seria dividir la acción en diferentes acciones y marcarte una fecha de cuando quieres haber superado ese miedo. Por ejemplo, dentro de dos meses quiero poder coger el coche tranquilamente. Genial! Ya tenemos nuestra meta. Ahora, te invito a que dividas esa acción en muchas más pequeñas. Piensa que cada acción debe ser tan pequeñita como para darte solo, un nivel de estrés de un 3 (en una escala del 1 al 10). Un 3 significa un poco de adrenalina pero muy poca, no llega a ser miedo. Si traspasas ese 3 subiendo a niveles por encima del 5 tenemos estrés, y no es un buen nivel para superar el miedo. Disfruta, disfruta y disfruta de todo lo que hagas. Siguiendo con el ejemplo. La primera acción podría ser "subirte al coche y encenderlo". ¿Qué te parece para empezar? ¿Cuánto miedo supone subir al coche, sentarte, ponerte el cinturón, ajustar los espejos, y encender el coche?. Si esta en un 3, adelante, es tu primera acción, si supera ese nivel deberás ajustar la acción. Puedes hacer esto durante un par o tres de días, y cuando te veas preparado pasar a la siguiente acción. La siguiente acción podría ser "mover el coche". Quizás en un descampado puedas subirte al coche y hacer la primera acción que ya la tienes superada y añadir la acción 2 "mover el coche". Puede tratarse, simplemente, de mover unos pocos metros el coche, nada mas. ¿Qué tal? ¿Cómo vas? Así puedes estar otros dos o tres días, hasta que te veas preparado para pasar al siguiente nivel. De esta manera, dividiendo una gran acción “Conducir con soltura” en muchas muy pequeñas es más fácil conseguirlo ya que solo te centras en una pequeña acción cada vez. Pues nada, espero que te haya servido este pequeño truco y que lo pongas en marcha en aquellas situaciones que están esperando a que cojas el timón de tu vida y vayas firme a por ellas. Ya no tienes excusa. ¡Ánimo! Yo estaré aquí para ayudarte, y si me quieres dejar algún comentario estaré encantada de poder ayudarte. No estás solo, yo sigo aquí, al otro lado.