Re-Invéntate Blog

ATRÁS

Como conseguir salir del sofá

Seguir sentando en el sofá día tras día no te va a hacer mejorar tu vida. Seguir levantándote a las doce de la cama y pasar el día en casa sin hacer nada en especial, tampoco te va a hacer conseguir tus objetivos. Y si no te acercas a tus objetivos sientes que tu vida es rutinaria, repetitiva y que vives dejándote llevar, sin tener el control de tu vida ni de como te sientes. Basta ya. Hoy es el día en el que puedes empezar a cambiar eso, sólo hace falta un poco de ganas de querer cambiar y una buena estrategia. ¿Me acompañas y lo vemos?

Paso 1. Marca el día que vas a empezar y empieza.

Empezar el lo más difícil, por eso es importante que te tomes unos minutos y pienses cuando quieres empezar a tomar el control de tu vida y ser tú quien decida como aprovechar ese tiempo tan valioso del que dispones. Es importante que sea pronto, si lo dejas para dentro de unos cuantos días seguramente se te haya pasado ese empujón que acabas de tener y te sea más difícil seguir con tu plan. Así que elige el día teniendo en cuenta que debe ser lo antes posible, quizás mañana o pasado mañana, o el primer lunes que llegue, no más lejos. En este punto es importante que seas muy firme, si has dicho que empiezas mañana debes empezar mañana no valen excusas. Si mañana te pones una excusa y no empiezas seguramente tampoco lo harás pasado mañana, así que marca el día en el calendario y ese día, pase lo que pase empieza. No valen excusas, ese día es el que has elegido y ese día tienes que empezar.  

Paso 2. Marca tu objetivo

Una vez que ya has elegido el día para empezar debes saber que es lo que quieres conseguir, que es aquello realmente importante para ti y que te dará motivación y ganas de vivir. En este punto puedes hace un listado de todas aquellas cosas que son importantes para ti. No las pienses mucho, se trata de escribir tantas ideas como te vengan a la cabeza, luego ya las seleccionaras. Por ejemplo, la lista podría ser algo así: aprender inglés, encontrar un trabajo mejor, estar más tiempo con mi familia, etc. Una vez tengas la lista con todas esas ideas es el momento de elegir aquella en la que te quieres centrar. Ese será tu objetivo, y ahora toca montar la estrategia para conseguirlo.  

Paso 3. Marca una estrategia a seguir

Una vez has decidido tu objetivo es importante montar una buena estrategia que, por una parte te ayude a conseguirlo y por otra, que sea lo bastante buena como para movilizarte. Date un tiempo para pensarla y ajustarla. Al principio puedes empezar haciendo un borrador y poniendo como podrías hacerlo. Marca un objetivo para la semana y monta la estrategia alrededor de ese sub-objetivo. Por ejemplo, el objetivo de la semana podría ser "saber que modalidad quiero elegir para estudiar ingles". Con este sub-objetivo monta tu semana. Marca la hora a la que vas a empezar con las actividades, y que es lo primero que quieres hacer. A partir de ahí ves montando los días hasta conseguir al final de la semana la modalidad en la que aprenderás inglés. Ejemplo de estrategia:

  • 9.00 Levantarme de la cama .
  • De 9.00 a 10.00 Ducharme y desayunar.
  • 10.00 buscar por internet las opciones:
    • profesor particular
    • escuelas de ingles
    • irme al extranjero

 

Paso 4. Ponte una recompensa motivadora

Ahora que ya tienes todo montado y que estás preparado para empezar debes ir un paso más allá. Quizás ahora estés motivado y tengas ganas de empezar pero puede ser que un día te sientas tentado a quedarte en el sofá y dejarte llevar por la inercia. Para que tú puedas más que esa inercia que te lleva al sofá tienes que ponerte algo que te motive a conseguir tu objetivo, tienes que ponerte un premio o recompensa. Tiene que ser algo que realmente te haga luchar por tu objetivo, algo muy potente que te apetezca conseguir. Por ejemplo, en mi caso, cuando consiga entender inglés perfectamente me iré a una charla de Anthony Robbins en Londres con mi familia. Para mi, esta recompensa es súper potente y hace que me movilice incluso esos días en los que no me apetece nada escuchar inglés. ¿Por qué? Porque para mi la recompensa es tan tentadora que me merece la pena seguir y seguir hasta conseguirlo. Así que búscate una buena recompensa, y no dejes que nada te pare. Estos cuatro pasos que te he explicado son muy poderosos y funcionan, pero todo está en tus manos. Eres tú el dueño de tu vida y de tu tiempo y, por lo tanto, tú quien eliges como quieres gastarlo. Coge las riendas de tú vida y dirigela donde tú decidas. Te aseguro que cuando consigues tus objetivo y te das el gustazo de saborear la recompensa, el subidón increíble.   Como siempre te digo, no estás solo. Yo estoy aquí, al otro lado de la  pantalla y estaré encantada de ayudarte. Así que deja tus comentarios o envíame un mail y te contestaré lo antes posible. Adelante, tu vida es tuya, vívela