Re-Invéntate Blog

ATRÁS

Como superar la obsesión

En mis posts hablo mucho sobre la importancia de marcarse objetivos, planes de acción y de hacer las tareas que te has marcado para conseguir tu meta. Quiero decirte que esto es genial siempre y cuando tu meta o tu objetivo no te obsesione como para no ver otra cosa que eso. Cualquier cosa que pasa a ser una obsesión es perjudicial para ti y para tu vida, puedes perder muchas cosas por el camino intentando llegar a tu meta. Lo importante, siempre, es conseguir el equilibrio. El equilibrio entre seguir trabajando hacia tu meta y disfrutar el camino. A las personas a las que ayudo, si siento que se están obsesionando con su objetivo, siempre les hago estas preguntas, que hoy, te quiero hacer a ti también:
  • ¿A quién o a quienes afectan tus decisiones?
  • ¿Hay alguien más aparte de ti involucrado en este proyecto?
  • ¿Qué puedes perder por el camino?
  • ¿Hay otra forma de hacerlo pero sin que afecte a nadie?
  • ¿Cuál es la mejor opción para todos?
Así que si estás obsesionado con algún objetivo, con algún tema, con algo que ocupe casi el 100% de tu tiempo, párate, respira un segundo y mira a tu alrededor. Hazte estas sencillas preguntas y valora si lo que puedes perder te merece la pena. Puede ser que si, pero puede ser que no. Eso sólo tú lo sabes y sólo tú lo puedes valorar. Si quieres seguir con tu objetivo intenta minimizar el efecto que tenga en otros, tenlos en cuenta y habla con todas las personas involucradas. Solo con esto ya habrás dado un gran paso, y habrás hecho un gran ejercicio de reflexión donde empezarás a ver el objetivo desde otra perspectiva. Otra clave para no obsesionarte con tu objetivo una vez que ya has hecho esta planificación, que has evaluados los pros y los contras, y has hecho las rectificaciones oportunas, es el disfrutar y relajarte. Disfrutar del momento, del aquí y del ahora es algo que siempre deberíamos hacer y que muy a menudo, demasiado, se nos pasa por alto. Así que resumiendo,
  • Evalúa tu objetivo y mira a quien afecta para poder hacer rectificaciones.
  • Vive el momento presente que es el único que tienes
  • Disfruta de los detalles del día a día
Con todo esto es momento de parar, de hacer un alto en el camino y de evaluar si tu meta es una meta o es una obsesión, y de tomar cartas en el asunto. Si aún así sigues estando obsesionado, puedes enviarme un mail y ponerte en contacto conmigo en monica@re-inventate.com y te ayudaré de manera personalizada con tu caso. Y si todavía quieres algo más, podemos hacer una técnica de PNL fantástica que acabará con esta obsesión de un plumazo. Lo importante, como siempre, es no quedarse parado y tomar acción. Un abrazo, Mónica