Re-Invéntate Blog

ATRÁS

5 Consejos para superar las fiestas de Navidad

Ya estamos de lleno en las comidas familiares de Navidad, ajetreos, compras, reuniones familiares y mil cosas más. Además este año no tenemos tiempo ni de descansar porque justo caen en fin de semana. Así que ante esta realidad no podemos hacer nada más que tomarlo con calma y pasarlo lo mejor posible.

Como yo siempre digo, la vida no es ni tan importante ni tan seria, tomemos las cosas de manera divertida y disfrutemos del momento.

Con esta base vamos a ver 5 consejos para superar las fiestas de Navidad sin morir en el intento y sin dejar de hablar con nadie.

 

  1. Antes de la cena, piensa en positivo.

    Con esto quiero decir, que no te avances, que no te pases la semana ya cabreado o cabreada porque vas a tener que sentarte a la mesa con tu cuñado el simpático o con tu suegra. Esto lo único que hace es predisponerte a que todo vaya mal, además de pasarlo mal toda la semana.

  2. Nada más entrar.

    Una vez ya en casa del anfitrión intenta poner en práctica la empatía, a mi me ayuda mucho. Ponerte en la piel del otro, ver el lado bueno de las personas. Con esto no digo que te tenga que caer genial la persona, solo que puedas llevarla, y que tú puedas disfrutar. Respira y relájate. No te centres en todo lo malo de la persona, céntrate en aquello que te guste más, puede ser en otras personas, en la comida, o en lo que sea. No le hagas en centro de tu vida.

  3. En la comida. 

    Una vez ya en la cena o comida intenta sentarte en un lugar seguro, al lado de gente a la que quieras y que quizás haga tiempo que no ves, o simplemente con quien tengas más afinidad. Céntrate en lo bueno, en lo positivo, como ya sabes no podemos ver el 100% de la realidad, así que céntrate en aquello que te hace sentir bien.

  4. En los cafés.

    Cuando estés ya en la sobremesa, disfruta e intenta no pasarte con el alcohol que nunca ayuda. Lleva tu el control de tu vida, de tus emociones y de tu felicidad. Habla de cosas que te gusten y diviértete.

  5. De vuelta a casa.

    Ya está! lo has logrado! ha pasado la velada y si has seguido estas indicaciones y otras que tu habrás podido poner en marcha estoy segura de que no habrá ido tan mal y que además te habrás divertido. Haz recuento, céntrate en todo lo bueno que ha tenido la reunión familiar para que en tu mente se vaya registrando que no son tan horribles como tu pensabas, y que en la próxima todavía te lo podrás pasar mejor todavía.

Como ves la idea es siempre la misma, el dialogo que tu tengas contigo mismo y el foco.

 

¿QUÉ QUIERO DECIR CON ESTO?

 

Tu diálogo interno: como tu te hables contigo mismo marcará la diferencia entre el éxito y el fracaso, y esto no solo para las fiestas de Navidad, sino para todo en la vida. Háblate bien, poténciate, cree en ti, y el éxito es tuyo. Así que llevando esto a las fiestas de Navidad, cree que todo saldrá bien, que será una noche agradable, y que nada de lo que digan los demás conseguirá sacarte de tu centro porque no le vas a dar ese poder a nadie.

El FocoNo podemos ver el total de la realidad así que tú eliges que quieres ver. Si quieres puedes seguir centrándote en las cosa malas y negativas, o puedes elegir centrándote en lo positivo y vivir una vida abundante y feliz. La elección es solo tuya y tu felicidad también.

Pues nada, ya sabes que todo está en tus manos y que puedes elegir hacer todo lo que quieras, también las cenas de Navidad.

Espero tus comentarios para que me cuentes que tal te han ido y que has hecho para salir del paso.

Un abrazo,

Mónica Fernández