Re-Invéntate Blog

ATRÁS

Hablemos de miedo

legs-1627988_1920 Cuando miro atrás me doy cuenta de que siempre viví inmersa en el miedo. Miedo a quedar mal, miedo a no ser aceptada, miedo a no ser suficiente, miedo a perder mi trabajo, miedo a no tener pareja, miedo a no poder ser mamá, y así un sinfín de cosas más que inundaban mi vida. Cuando decidí dejar atrás el miedo mi vida cambió por completo, de repente hacia cosas extraordinarias y me guiaba por aquello que me gustaba y apasionaba. Me empecé a dar cuenta de que antes, sólo hacia las cosas que fueran más seguras para mí y no siempre eran aquellas que más me gustaban. Y.

¿Qué pasó para que ese miedo se fuera de mi vida?

Tengo que decir que no fue de un día para el otro pero sí que fue un proceso relativamente corto y rápido: Conocí la PNL. Este fue mi primer salto hacia delante. Mientras estudiaba esas técnicas de las que me enamoré las probaba en mi propio Ser, y el resultado fue espectacular. Me vi montando mi propia consulta, alquilando un lugar para montar mi sueño, colaborando con personas que me ayudaban a crecer y avanzar, y un montón de cosas más que nunca me imaginé que pudiera hacer. Mi sueño estaba empezando a nacer. El segundo salto fue cuando me introduje en el mundo del Reiki. Aquí empecé a soltar aquel miedo que todavía me quedaba muy enterrado y que ni yo sabía que tenía. Eran miedos que yo creía que formaban parte de mí, de mi esencia, y la verdad es que no era así. Empecé a dejar atrás también este tipo de miedos, para despertar la grandeza de mi interior, mi luz y mi propósito en la vida como algo más elevado que hacer simplemente terapia. Ahora vivo la vida que soñé y soy dueña de mi vida. Tengo un propósito que cumplir y me dejo guiar por mi luz. Ahora ayudo a las personas, a través de la PNL y el Reiki a dejar atrás sus miedos y a vivir la vida que desean y merecen. Y esto es lo que quiero para ti. Que vivas sin miedo, que te atrevas a ir tras tus sueños y que no te dejes atrapar por tu mente. Si me sigues un poco ya sabrás que mi misión es llegar a todas las personas que quieran mejorar sus vidas y aumentar su confianza en ellos despertando su grandeza interior. Esto lo hago de manera gratuita en artículos como éste, en talleres grupales y en procesos individuales. Tú eliges cuál es tu mejor opción.   Déjame que te dé unas estrategias para eliminar el miedo de tu vida y que tu grandeza empiece a brillar.
  1. El miedo es sólo una emoción, como la alegría o la tristeza, no tiene mayor poder que el que tú le des.
 
  1. Cuando tengas mucho miedo céntrate en esta emoción, siéntela con todo tu Ser, pero sin alimentarla con tu mente. Simplemente siéntela en tu cuerpo (suele ser como un escalofrió que te recorre aunque también puede adoptar, según la persona, otras maneras de manifestarse en tu cuerpo) y luego imagina que a la altura del ombligo se abre un agujero por donde se empieza a ir hasta que te quedas totalmente vacía de miedo. Siente como se va, y como tú te sientes liberada.
 
  1. Ponle un nombre a esa parte de ti que te hable para que no hagas aquello que deseas, y luego habla con ella. Le puedes decir cosas como: “gracias por intentar cuidar de mí, pero ahora he elegido seguir mi camino y lo voy a hacer contigo o sin ti”.
 
  1. Muchas veces el miedo nos hace sentir pequeñitos, y nos devuelve a nuestra infancia. Yo digo que si pudiera correría a la cama de mis padres y me metería entre ellos dos como hacía cuando era pequeña. En estos casos, cuídate, háblale a tu niña o a tu niño interior, y dile que tú siempre vas a cuidar de él, que nunca más estará solo porque siempre estarás con él. Y empieza a sentir el cariño y el amor incondicional por ti mismo, desde un respeto profundo por quien eres.
 
  1. Céntrate en aquello que deseas, y no en tus miedos. Levanta la cabeza y mira adelante. Dale fuerza y energía a tu deseo, y cuando sientas que te entra el miedo, no tienes nada más que hacer que centrarte en lo que Si quieres conseguir.
Así que ya sabes, pon en marcha estos puntos y empieza a liberarte de tu miedo. Ya sabes que estoy aquí detrás para lo que necesites, para guiarte y ayudarte, pero por favor, coge las riendas de tu vida y empieza a vivir desde ya la vida que te toca. Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos. Una vida sin miedo es una vida donde unos no van contra otros, y donde todos podemos vivir mucho más felices. Un abrazo, Mónica Fernandez