Re-Invéntate Blog

ATRÁS

La importancia de marcarse objetivos

  Vivir sin objetivos es dejarse llevar por la corriente. Un día estás contento, otro día NO. Vives y te dejas llevar sin tener más rumbo que el que te marca la vida.  


Déjame que te explique algunos riesgos de vivir así:

  • La vida y sus circunstancias están al mando, no tú
  • Haces y dejas de hacer cosa según tu estado de animo
  • Puedes acabar en un sitio donde no deseas estar
  • La vida pierde sentido
  • La monotonía y la desidia forman parte de tu rutina
  • No consigues aquello que deseas
  • No te emocionas, ni apasionas
  • Vives sin rumbo, sin dirección
  • Pierdes el sentido de tu vida, tu propósito.

Sin embargo, cuando te marcas una meta que realmente deseas: • La vida cobra sentido • La alegría, la motivación y la pasión forman tu día a día • Te levantas por las mañanas con un PARA QUE • Tu vida tiene sentido • Hablas, actúas, haces, te mueves, por un fin • Tienes un camino marcado y sabes cuál es para conseguir tu deseo • La vida confabula a tu favor para darte aquello que deseas • Te encuentras con personas y situaciones fabulosas que te acercan a tu objetivo • Cuando consigues tu objetivo la dicha, la alegría, la felicidad, se apoderan de ti aumentando tu confianza y seguridad • Sacas recursos y fortalezas que no sabías que tenias • Entras en un círculo vicioso de abundancia y prosperidad. Si todavía te queda alguna duda para marcarte metas y objetivos que te llenen en tu vida, te voy a dar unos pasos para que puedas ponerlo en marcha tú mismo y desde ya. Y luego, cuéntame cómo cambio tu vida.  


 

  1. Si tuviera una varita mágica… En este primer paso quiero te invito a que te sientes contigo mismo, que puedas coger papel y boli y dejar volar tu imaginación. Busca ese sitio donde nadie te moleste, quizás puedas poner algo de música que te ayude a conectar con tu esencia y hacer un par o tres de respiraciones profundas. Ahora ya estás listo para preguntarte: Si tuviera una varita mágica, y pudiera pedir lo que quisiera, ¿Qué pediría? Date unos minutos para dejar volar tu imaginación y para atreverte a pedir aquello que realmente deseas.
  2. Monta una estrategia. Ahora ya sabes que es lo que realmente quieres, es momento de empezar a montar una estrategia para conseguirlo. No hace falta que sepas todo, pero si al menos el primer paso que tienes que dar que te encamine a ello. Otro error que comete mucha gente es no ponerse en marcha porque no está todo perfecto. Empieza ahora y ves rectificando el rumbo. Nunca llegará el momento perfecto. Ese momento es ahora.
  3. Listado de recursos. También es muy conveniente hacer un listado de recursos que vas a necesitar para conseguir tu objetivo. Por ejemplo: formación en contabilidad, o una persona que me ayude, o cualquier otra cosa. Piénsalo y mételo en la estrategia que has montado.

 


  Ahora ya sabes por dónde empezar y cómo hacerlo. No tienes excusas. Así que ponte manos a la obra y adelante. Además ya sabes que estoy aquí para lo que necesites. Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos y déjame tu comentario aquí abajo. Un abrazo, Monica