Re-Invéntate Blog

ATRÁS

Las claves para superar con éxito una entrevista de trabajo

 

Muchas veces nos pensamos que lo más importante de todo a la hora de superar una entrevista de trabajo son nuestros conocimientos y nuestra experiencia y no es así. Si has llegado a la entrevista es por que tu curriculum ya cumple esos requisitos mínimos de formación y habilidades. Cuando un entrevistador te llama porque quiere verte, se ha estudiado tu curriculum, lo ha validado e incluso ha contrastado información, así que olvídate de esa parte, y céntrate en lo verdaderamente importante: Enamorar a tu entrevistador. Así que dicho esto, ¿cómo puedes hacer para enamorar a tu entrevistador? Dos cosas básicamente:

  1. Llevar bien preparada la entrevista
  2. Actitud

 

Empecemos por el principio: Llevar bien preparada la entrevista:

  • Investiga sobre la empresa: Una vez que te han llamado, ya ya tienes día y hora para tu entrevista es el momento de preparártela, y para ello vas a necesitar investigar sobre la empresa. Busca en internet su pagina web y "chafardea" lo más posible sobre ellos: que hacen, a que se dedican, cual es su historia, cuales son sus valores de empresa (esto es muy importante, tanto para ti, para saber si encaja con los tuyos como a la hora de la entrevista cuando tu puedas demostrar que sabes cuales son sus valores y los compartes).    Además, sería buenísimo si pudieras saber quien ocupa ahora mismo el puesto para el que tu estás haciendo la entrevista: si hay         alguien, si es de nueva creación, etc.
  • Prepárate las preguntas difíciles: Muchas veces en las entrevistas nos hacen preguntas un poco "difíciles" de contestar y corres el riesgo de no saber que decir o de no contestar todo lo bien que te gustaría. No corras riesgos y prepáratelas en casa. Son preguntas como:
    • Dime tres cosas positivas y tres cosas negativas de ti (no hables mal de ti, no elijas lo peor, sino lo menos malo)
    • como actuarias ante X situación
  • Tu también puedes preguntar: Sí, tu también puedes hace preguntas sobre la empresa y el puesto de trabajo. Es importante que elijas una empresa con unos valores alienados con los tuyos ya que sino no lo haces pronto te "quemarás" y te sentirás fatal, hablo por experiencia. Además preguntar te pone en una posición de seguridad. El entrevistador no te verá como muerto de ganas por que te cojan sino como en una relación más de igual a igual que es lo que es. Dos personas hablando para ver si quieren compartir un proyecto profesional.

La otra cosa a tener en cuenta es TU ACTITUD: Sí, lo he escrito bien, en mayúsculas! Este es el punto realmente fuerte de la entrevista: TÚ.  Tú eres el protagonista y tu eres la persona que tiene que enamorar, y, ¿sabes una cosa? nadie quiere personas que den problemas, sino que quieren personas resolutivas y proactivas. Ser una persona resolutiva, con ganas de trabajar y de implicarse te lo dará la empresa si realmente has elegido bien, por eso es tan tan tan importante que el puesto y la empresa te gusten, ya que sino no podrás involucrarte al 100%. Demuéstrale al entrevistador que eres una persona resolutiva, con ganas de trabajar, que te apasiona el trabajo. Si tienes ocasión explicale algún logro tuyo en otra empresa o si no tienes en una empresa, en cualquier situación de la vida. Para poder hacer esto es súper importante que estés tranquilo y seguro y para ello te voy a dar una herramienta de PNL que te ayudará. No es exactamente como la hago con mis clientes, porque a ellos se la hago yo y ellos, el día de la entrevista, sólo tienen que activarla, pero estoy segura de que tú vas a poder hacerlo genial con las indicaciones que te voy a dar. Herramienta

  1. Estando en casa, elije un momento en el que sepas que nadie te va a molestar.
  2. Piensa en que recurso necesitas para hacer la entrevista: seguridad, tranquilidad, etc. Pongamos que elijes tranquilidad
  3. Piensa en un momento de tu vida en el que te sintieras muy tranquilo (si puede ser que no tenga nada que ver con entrevistas de trabajo). Puede ser en unas vacaciones, en cuando meditas...
  4. Ahora cierra los ojos, y trasládate mentalmente como si realmente ahora estuvieras allí, por ejemplo, en esa playa. Mira a tu alrededor todo lo que puedes ver, escucha quizás la gente hablando, o sino disfruta del silencio, siente la temperatura, el aire o el sol si es que lo hay, pero sobretodo conecta con esa tranquilidad interior y hazla más grande.
  5. Cuando estés en el punto máximo de tranquilidad puedes apretar tu mano (apretar y soltar) para anclar (guardar) ese momento.
  6. Abre los ojos y comprueba que lo has hecho bien: cierra de nuevo los ojos y aprieta tu mano exactamente igual, si recuperas la sensación de tranquilidad está bien hecho, sino tienes que volver a empezar en el punto 4 y conectar de nuevo con la sensación.

De esta manera cuando vayas a la entrevista, justo antes de entrar, quizás justo cuando te llamen puedes volver a apretar tu mano (exactamente igual que lo hiciste en casa) y activar esa sensación de tranquilidad. De esta manera podrás entrar a la entrevista, con todo preparado y además tranquilo. Ahora tienes todos los ingredientes necesarios para triunfar. Adelante! Espero que te haya gustado y que le saques mucho partido. Yo como  siempre estoy aquí para lo que necesites, puedes dejarme un comentario y te contestaré enseguida o enviarme un mail (monica@re-inventate.com). Un abrazo, Mónica Fernández